Pepiño Blanco es como un Best Seller.

Seguimos hablando del que fuera número 2 del PSOE. Este hombre da y dará muchísimo que hablar en las próximas semanas. Ríos de tinta vamos a leer a corto plazo sobre lo que ha ocurrido referente a sus negocios ocultos y faltos de honradez y seriedad.

Cuando el Rio suena es porque agua lleva. Parece ser que los indicios son más que indicios, y el fiscal lo llamará próximamente a declarar.

La Sala del Tribunal Supremo lo hará comparecer para que justifique las acusaciones que pesen sobre él por la simple diferencia de su aforamiento, o sea, ser diputado, sólo eso, esa es la diferencia que tenemos nosotros los españoles de segunda.Todavía recuerdo cuando en sentido figurado se alzó y se promovió como acusador implacable de un miembro del P.P.

Mira lo que pasa ahora. El acusador que en su día fue, ahora pasa a ser acusado. Esto no puede ser. El Tribunal Supremo debe tener mano firme y segura a la hora de solucionar y/o cribar el problema que tiene este país con los servidores públicos cuando se salen del tiesto.

A ver si los que somos simples ciudadanos veremos por fin entrar en la cárcel a un individuo que ha cometido delitos como los que se le achaca al señor Pepiño Blanco.

Leave a Reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *